Pablo Iglesias: "4 claves fundamentales para que Podemos siga siendo una fuerza de cambio"




4 claves fundamentales

Si Podemos quiere seguir siendo una fuerza de cambio, no puede parecerse a los partidos viejos (como dice Teresa Rodríguez) ni en los andares.


Algunas cosas que tenemos que evitar si no queremos acabar siendo el PSOE 2.0:

No podemos caer en una dinámica de familias y baronías que exigen sus cuotas de poder interno. Ningún interés de parte puede estar por encima del proyecto común o se nos romperá el juguete… y es que, además, ¡Podemos es sobre todo un montón de gente que pasa de “familias” (y hace bien)!

No podemos estar permanentemente deslegitimando los órganos elegidos democráticamente o las decisiones de los inscritos cuando éstas no nos gustan. Es algo que no sólo desgasta a Podemos, sino que niega y devalúa la democracia interna.

No podemos llamar “purga" a cualquier cambio, rotación o reestructuración de responsabilidades o de equipos solamente porque afecta a una persona de nuestra "familia". Primero, porque es comprarle el argumentario a Inda. Segundo, porque esa actitud parecería sugerir que cualquier puesto en Podemos es vitalicio y eso sería terrible.

No podemos utilizar los mismos medios de comunicación que nos lanzan fango porque ponemos en peligro el chiringuito de los poderosos para la disputa interna, para cuestionar a compañeros o para criticar decisiones democráticas y perfectamente reglamentarias. La máquina de guerra electoral es fundamental hacia afuera, pero absolutamente destructiva hacia adentro.
Los debates de ideas son un tesoro de Podemos y tenemos que cuidarlos, pero, si dejamos que se instalen en nuestro interior las formas de la vieja política, estamos acabados.
La gente no nos ha votado para dar el espectáculo que se ha dado en los últimos días y es por eso necesario hacer un llamamiento a la responsabilidad. Tengamos un Vistalegre 2 sin fontanerías, sin fango en los medios y sin prácticas, en definitiva, que nos parten.

Hemos venido a construir un país mejor y eso sólo se consigue con fraternidad, sin intereses de parte y con juego limpio.
Con la tecnología de Blogger.